Comparte esta noticia

Tras una larga temporada de estar por fuera, buscando las herramientas jurídicas que le permitieran su reincorporación a la vida social y política del país, el exgobernador de La Guajira, Wilmer González Brito, regresó en las últimas horas a su residencia en la ciudad de Riohacha, en donde ha venido recibiendo a sus amigos, familiares, simpatizantes, lógicamente con severas medidas biosanitarias debido a la pandemia.

La Corte Suprema de Justicia, mediante ponencia del Magistrado Diego Eugenio Corredor Beltrán, suspendió la prisión intramural y ordenó prisión domiciliaria, rebajando su pena de 10 a 9 años, modificando la sentencia inicial y absolviendo del delito de cohecho por dar u ofrecer.

El fallo modificado por la Corte Suprema le impuso también 891.65 salarios mínimos legales vigentes y 26 meses de inhabilidad para el ejercicio de derechos y funciones públicos, como autor de los delitos de falsedad en documento privado y fraude procesal, así como determinador del delito de corrupción al sufragante en el año 2016 cuando fue elegido gobernador de La Guajira.

En 2017 un fallo de la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia, anunció fallo condenatorio contra el gobernador de La Guajira, Wílmer González Brito, acusado de los delitos de cohecho por dar u ofrecer, corrupción al sufragante en concurso, falsedad en documento privado y fraude procesal.