Comparte esta noticia

Cerrejón entregó a la Asociación de Agricultores de Oreganal -COOPMAO- los insumos necesarios para apoyar su programa de cultivos en el predio El Sequión. Así mismo, durante los últimos meses, la empresa se encargó de la recuperación de dos pozos subterráneos para habilitar el sistema de riego en el área de siembra.

“Estoy en el Sequión, una finca que Cerrejón le entregó a la comunidad como plan dentro del reasentamiento con esta comunidad. Es increíble ver lo que hay aquí. Un cultivo de palma de aproximadme 160 hectáreas. Como la cooperativa y agricultores de esta comunidad está comprometida, asegurando que este proyecto es viable y que es sostenible. Hoy, todos los días sacan productos de esta comunidad que están vendiendo. Eso es lo que demuestra que el apoyo de Cerrejón, unido al compromiso de las comunidades, genera proyectos exitosos”, afirmó Claudia Bejarano, presidenta de Cerrejón quien estuvo visitando la finca El Sequión.

La empresa, además, hizo entrega a los agricultores de un crédito condonables para mejorar las finanzas de la cooperativa. Cerrejón acordó con los agricultores que, de mantener saneada la cartera de crédito de este programa, no sería necesario la devolución de la inversión.

“Nuestra comunidad, que es la comunidad beneficiada es Oreganal, la cual pertenece al municipio de Barrancas. Es una comunidad reubicada por la minería, pero que afortunadamente hemos manejado un proceso amplio con la empresa Cerrejón. Un proceso como amigos que hemos contado con el apoyo de ellos y por eso, hoy en día, este es un proyecto exitoso y está siendo tomado como ejemplo por las demás comunidades”, afirmó Jesús Acosta, miembro de la Cooperativa de Agricultores de Oreganal.

“Esto es algo muy grande para nosotros. Ahora, nosotros vamos a demostrar que somos capaces de sacar la finca adelante, mejor dicho, lo estamos haciendo. Hoy el proyecto se puede considerar como exitoso”, afirmó Francisca Cobo, gerente de la Cooperativa de Agricultores de Oreganal.

La comunidad de Oreganal, ubicada en el municipio de Barrancas, está conformada por cerca de 150 familias. Desde 1994, se inició un proceso de reasentamiento cumpliendo con la normatividad nacional vigente y, posteriormente, con los lineamientos internacionales establecidos para estos procesos, cuando Cerrejón adoptó las guías de la Corporación Financiera Internacional (CFI) del Banco Mundial.