Comparte esta noticia

Las obras buscan mejorar las condiciones para la formación y el desarrollo de las competencias básicas y sociales de los niños y niñas de las comunidades étnicas de la zona rural.

Tres nuevas Unidades Comunitarias de Atención – UCA., serán construidas por la administración de José Ramiro Bermúdez Cotes en la zona indígena de Riohacha. Estas Unidades de Atención estarán ubicadas en: Cachaca I, Cangregito y El Colorado, beneficiando a las comunidades wayuú.

Las obras que se adelantarán con el apoyo del ICBF, se ejecutarán en un plazo de seis meses, con una inversión que supera los 1.265 millones de pesos, cuyo fin es brindar una oportunidad de acceso al servicio educativo en condiciones de calidad, acorde a su contexto social y cultural. El mandatario distrital se refirió a estos espacios amables para el adecuado desarrollo y la promoción integral en la formación de los niños y las niñas.

«Luego de ver las necesidades que tienen nuestros niños y niñas de la etnia wayuú, por fin la inversión del gobierno distrital llega a esta comunidades que en pocos meses estrenarán estas Unidades Comunitarias de Atención. El propósito es proporcionar lugares con óptimas herramientas de infraestructura y pedagógicas, además de trabajar en procesos de equidad e inclusión para la primera infancia», puntualizó Bermúdez Cotes

Por su parte, la gestora social, Belinés Fuentes Meza, dijo que «estamos complacidos con el inicio de la obra de las UCA, que busca beneficiar a los niños de 0 a 5 años, este es una muestra del compromiso nuestra administración con la niñez».

Las Unidades Comunitarias de Atención, dispondrán de un sistema eléctrico compuestos por tres paneles solares para su auto sostenibilidad, construcción de baños secos y un sistema biodigestor de residuos de cocina. Se espera que esta iniciativa que generará más de 20 empleos directos y 8 empleos indirectos, sea entregada en el mes de diciembre.

La docente de la comunidad indígena de Cangrejito, Manuela Cuengo Bouriyú manifestó que «este proyecto es una bendición, estaremos felices de recibir esta obra que servirá para beneficiar a 41 niños que actualmente reciben sus clases en una casita alquilada sin mucho espacio y condiciones».