Spread the love

Es una realidad. El gobierno presentó oficialmente el Plan de Choque, para frenar el hambre, la desnutrición, la falta de agua potable, en el departamento de La Guajira, en donde las muertes de menores están alcanzando los calificativos de genocidio.

El evento celebrado en Bogotá, contó con la asistencia de la ministra de salud, Carolina Corcho Mejía, el gerente del plan, Luis Gómez Pimienta, y miembros del gabinete del presidente Gustavo Petro Urrego, quienes socializaron los alcances del programa, el cual, además de La Guajira, podría incluir a otras regiones del país en donde también se registra en alto grado el flagelo del hambre la desnutrición infantil.

«El plan no solo tiene el componente alimentario, también democratico y la presencia del pueblo wayuu, es precisamente una oportunidad para que ellos como comunidad jueguen un papel fundamental» dijo Gómez Pimienta, en su primera presentación oficial como gerente del programa.

Por su parte la Ministra de Salud, Carolina Corcho, hizo a alusión a la reforma que se discute en Colombia, la cual ha sido llevada a todos los escenarios antes de pasar al congreso de la república. De otro lado se anunció que una de las primeras determinaciones es eliminar las autorizaciones de niños y niñas, gestantes en todo el territorio para que puedan ser atendidas sin barreras de acceso. Se ha entregado dotaciones en el territorio y entramos al plan de choque para constitución intercultural del programa preventivo para la detención temprana de niños y niñas en el territorio, que se hará bajo la coordinación del gerente designado por el presidente Petro.

Finalmente, Luis Gómez, preciso que el plan de choques va orientado de disminuir los problemas de agua, para poder combatir la tesa de mortalidad en todo el país.