Comparte esta noticia

En plena pandemia por el Coronavirus, la clínica Riohacha parece atrapada entre las decisiones judiciales, los embargos bancarios y los `negocios’ que en el pasado pudieron realizar sus antiguos socios.

Pese a contar con una buena dotación de camas UCI, la entidad se encuentra cerrada. Un embargo judicial del banco de Colombia, la puso en manos de un secuestre, Oscar Fuentes Liñán, quien a su vez, arrendó parte de sus instalaciones a la empresa Clinivida y Salud IPS, por un valor de 8 millones de pesos mensuales.

Para la Representante Legal de la Nueva Clínica Riohacha, Irlena Fonseca, todo está ligado a una línea de conducta con muchas irregularidades, por lo que ha formulado un llamado al alcalde José Ramiro Bermúdez Cotes, a la Procuraduría Regional y al Consejo Seccional de la Judicatura, para que este lunes, puedan evitar el desalojo de toda la clínica, fundamentado en un proceso que, al decir de la señora Fonseca, no tiene los soportes legales para hacerlo.

Lo grave es que la Nueva Clínica Riohacha, está cerrada contando con 29 Unidades de Cuidados Intensivos, de las cuales 11 son para adultos, 14 de Neonatos y 4 unidades de cuidados intermedios. Además tiene tres salas de cirugía de alta complejidad.

La clínica Riohacha, nació hace 37 años, producto de la unión de varios médicos de la región, que unieron esfuerzos, para darle a su ciudad, una empresa con capacidad para atender pacientes de diferentes complejidades.

En los últimos años, la empresa ha tenido serios problemas financieros, hasta el punto que muchos de los socios se retiraron, provocando un desfase económico, que obligó a buscar nuevos socios de otras regiones, quienes llegaron haciendo inversiones, modificando su razón social, la que hoy se conoce como Nueva Clínica Riohacha.

La Representante Legal de la Nueva Clínica Riohacha, pidió al alcalde José Ramiro Bermúdez, su urgente intervención. En el documento se hacen graves denuncias en contra del inspector de policía y del mismo secuestre.

Texto del documento:


3 comentarios

  1. Pero eso no es clinica riohacha ya. Y esta operando bajo el nombre de hospital internacional del caribe y va igual camino que la clinica riohacha. Porque le deben 3 meses a sus trabajadores con sus respectivas prestaciones. Abrieron sin tenee musculo financiero y con engaños. La Mafia de los Chocontá es grande. Y no tienen que ver con sus empleados. Tramoyeros, estafadores. Esa gente no tiene nombre

  2. Yo Margarita rosa laguna garcia soy otra victima de los malos manejos de los choconta que llegaron a Riohacha a llenarse los volsillos a costilla de negarnos el salario
    Me vi obligada a renunciar el 30 de septiembre 2019 y nunca me han llamado a pagarme mi plata de mas de 20 años de trabajo
    Y cuando he ido me sale yudis iglesias con un papelito debes comunicarte a estos correos y son correos falso
    Que falta de respeto
    Yo que entre mi vida entera por clinica Riohacha

  3. Que inversiones hicieron esos nuevos socios esos son unos ladrones de cuello blanco acostumbrado a estafar a todo el que pueda sin ninguna autoridas que pusiera control a eso.
    Fuera los choconta de la guajira

Comments are closed.