Comparte esta noticia

Los municipios de Hatonuevo y Barrancas, parecen condenado a no poder regularizar el servicio de energía eléctrica, debido a las bandas delincuenciales, que sin medir consecuencias roban los cables, destruyen crucetas y destruyen torres eléctricas.

Cuando ya practicamente los operarios de la nueva empresa operadora Air-e, tenían listas las nuevas líneas, se descubrió un nuevo robo masivo que alcazó a provocar daños en las redes electricas, lo que impide poner en pleno servicio el fluido a los usuarios de Barrancas y Hatonuevo.

El nuevo robo se produjo en la línea que suministra energía a los municipios de Hatonuevo y Barrancas. La empresa Air-e informó que luego de finalizar las labores de reposición de las estructuras y las redes, afectadas por vándalos no fue posible normalizar el servicio en estos municipios porque robaron líneas entre las torres 61 y 62 en zona rural de Albania.

El personal de Air-e recorre esta extensa zona para establecer los daños ocasionados en este nuevo hecho delictivo que es alarmante para la compañía.

“El robo de estas redes retrasa las maniobras de normalización del servicio. Este nuevo caso fue reportado ante las autoridades quienes están adelantando las investigaciones”, aseguró Juan Diego Narváez Laverde.

La empresa insistió en la importancia de denunciar oportunamente cualquier manipulación de redes por parte de particulares a la Policía Nacional.