Comparte esta noticia

“El hombre hace el sueño, pero al cumplirlo, es el sueño quien hace al hombre”.

JOSE CEFERINO NIEVES OROZCO

Por: José Ceferino Nieves Orozco

Chorreras, un pueblo anclado en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, perteneciente al municipio de Distracción, La Guajira, y que por un lado es bordeado por el río Ranchería y resguardado por el Cerro San Luis como especie de una muralla natural, y a escasos 10 minutos se encuentra la Represa del Ranchería.


En este pueblo nací lleno y cargado de muchas ilusiones, observando la grandeza y majestuosidad de Dios expresada en sus cerros, sus lunas, sus lluvias, sus soles calientes, arco iris, sus montes, las corrientes del Ranchería, escuchando mitos y leyendas, cuentos, chistes, embustes y hasta exageraciones de la verdad.
Allí me armé con un mundo de ilusiones acompañado con el susurro del canto de los alcaravanes en los bellos atardeceres y anocheceres.
Mi pueblo es el mejor pueblo, allí no hay pobreza ni material ni espiritual. Abunda el agua, el primer elemento para la vida, cada casa es una pequeña finca regada por mangueras, allí encuentras plantaciones de guineo, yuca, limón, papaya, caña, ahuyama, etc.


El que pasa hambre es porque es súper flojo, en el río abunda el pescado, la iguana y en el monte los conejos. El más pobre cuenta con varias vacas para obtener la leche. La mayoría de sus pobladores son agricultores por naturaleza (cultivan arroz, maíz, fríjol, tomate, pimentón, yuca, entre otros).
Tipo seis y treinta de la tarde usted se coloca en la plaza principal, ubica bien su nariz y siente un olor característico en todas las casas: ¡A yuca cocida, marca vick vaporub!. “Cachi” lo apodó: ¡Uniforme!.
En mi pueblo existe una riqueza oral impresionante, me atrevo a decir que más grande que la reserva de gas y carbón de Chuchupa y el Cerrejón. El sentido del humor brota a flor de labio. Da gusto escuchar a Pedro “Cachi” González. Cuando necesites aumentar tus defensas, invítalo a parrandear y te aseguro que al día siguiente amaneces con los músculos del estómago inflamado de tanto reírte.

Chorreras


Mi pueblo tiene mejor calidad de vida que la capital Riohacha, sus índices de necesidades básicas están satisfechas en más del 80% hablando de luz, agua, gas, vías de acceso, aseo, conectividad, salud, educación y seguridad alimentaria.
Mi pueblo es cuna de varios artistas de la música vallenata, allí nacieron los hermanos acordeoneros Ernesto “Ñeto”, Wilmer y Alonso José Gil Carrillo, el cantante y compositor Fredy “Calencho” Carrillo, Luis Fernando “Luifer” Daza Murillo y Sintya Brito, los guitarristas, cantantes y compositores Erick y Erickson Orozco y Osmelín Mejía, los escritores Jorge Alejandro González Cuello y José Ceferino Nieves Orozco, los compositores Númas Molina, Luis Enrique “Quique” Brito Mejía y Arnold “El Monito” Nieves y humoristas como Pedro “Cachi” González y Osmelín Mejía, entre otros.

El río Ranchería fuente de vida


Mi pueblo es cuna de gente noble, sencilla, inteligente y sobresaliente; ha dado profesionales en todas las disciplinas: Médicos, enfermeros, ingenieros, abogados, administradores, entre otros.
La gente en mi pueblo tiene buena vibra, es alegre, expresiva, les gusta la fiesta, el carnaval, ama las tradiciones y las fiestas de los santos patronos San Pedro y San Pablo.
Mi pueblo es sencillo, cuenta con una iglesia, un centro de salud, un instituto de Bachillerato Técnico Agropecuario de nombre Gladys Bonilla de Gil, una plaza principal remodelada, una cancha poli funcional sintética, una cancha de futbol, una biblioteca y un aula interactiva. Cuenta con los balnearios El Paso Ancho, La Cueva del Oso Pozo y La China.
Mi pueblo está rodeado de gente amable, acogedora, respetuosa y culta.
En este pueblo vivió y se casó mi abuela materna Margoth Mindiola con Esteban Orozco, mi abuelo, un hombre de rasgos español y edificaron una familia numerosa. Ma´margó es famosa por su legado anecdótico.
Allí también nacieron, se casaron y edificaron una familia numerosa José Nicodemo “Cuye” Nieves Díaz y Erlinda Orozco González, mis padres. Allí nacieron todos mis hermanos.

“El hombre hace el sueño, pero al cumplirlo, es el sueño quien hace al hombre”. José Ceferino Nieves Orozco

Sueño algún día no muy lejano llegar a mi pueblo montado en un teleférico que parta desde el Balneario El Silencio, bordeando el Cerro San Luis, divisando desde arriba las cristalinas aguas del río Rancherías, el Cerro La Teta y Los Gorros; pasando por los balnearios La China, El Paso Ancho y el acueducto, y llegando hasta la majestuosidad de la Represa.
Esta iniciativa de alto impacto y emprendimiento turístico para que le genere recursos al municipio y empleo a la comunidad.
Señor alcalde Yesid Peralta y señor gobernador Nemesio Rois Garzón. Les coloco en consideración esta iniciativa para que la lideren, gestionen y la hagan una realidad.
Si Dios me diera otra oportunidad de volver a nacer, nacería en las entrañas del mejor pueblo del mundo: Chorreras.