Comparte esta noticia

En una clínica de Bogotá, murió el señor Carlos González, un tolimense que dese hace más de 40 años llegó a Riohacha y se quedó en esta ciudad, ganándose el aprecio de su gente.

Este hombre conocido cariñosamente como ‘Quijá’, siempre se distinguió por ser trabajador, buena gente, y leal.

‘Quijá’ unió su vida a la dama hatonuevera, Luris Catalina Solano Amaya, con quien tuvo cuatro hijos: Carlos Mario, Randi, Kelly Vanessa, y Dayana Paulina, quienes lo acompañaron y atendieron durante su convalecencia y hoy lamentan su partida.

Carlos Alejo González Castillo se sentía orgulloso de su familia, sus hijos todos profesionales, y heredaron su carisma y nobleza.

Estaba próximo a cumplir 73 años, este hombre nacido en Atagaima, departamento del Tolima, llegó a La Guajira como trabajador de Idema, luego trabajó con la familia Barros y después estuvo al lado del señor Avelino Moscote.

Los restos mortales de Carlos González, serán trasladados desde la capital del país hasta Riohacha donde le darán cristiana sepultura.