Comparte esta noticia

La mordedura de una serpiente venenosa causó la muerte de un estudiante de la Institución Etnoeducativa Sierra Nevada, en su sede de la vereda Carrizal en la comunidad de El Limón, zona rural de Riohacha.

La víctima del réptil pertenecía a la etnia wiwa, quienes habitan esta zona en la Sierra Nevada de Santa Marta, jurisdicción de Riohacha. El joven a quien apodaban ‘Gorila’, tenía 22 años y hacía parte del programa de bachillerato para adultos, cursando 6º grado.

Además de sus actividades académicas, ‘Gorila’ como lo llamaban por cariño, ayudaba a un pequeño ganadero de la zona en su finca con el cuidado de los animales, «era un muchacho sano, trabajador», refirió el profesor Luis Enrique Nieves, quien lo conoció.

De acuerdo a la información entregada, el joven murió de manera instantánea a la mordedura de la serpiente por la alta dosis de veneno, sin poder llevarlo a un centro asistencial.

Habitantes de las inmediaciones de la Sierra Nevada aseguran que esta zona se encuentra infestada de serpientes venenosas, que a causa de las continuas lluvias, han salido de su hábitat hacia las partes secas, lo que tiene preocupada a la comunidad, a la vez que solicitan la presencia inmediata de parte de las secretarías de Educación y de Salud, para ateder tan delicada situación.

Hasta envueltas en sábanas en las camas, se han encontrado serpientes venenosas causando pánico en la población, señalan lídeeres de la comunidad.