Comparte esta noticia

Tomarrazón recibió con alborozo a Monseñor Francisco Ceballos, obispo de la Diócesis de Riohacha, quién se encuentra haciendo un recorrido por las diferentes parroquias del Departamento de La Guajira, llevando un mensaje de paz y amor.

Durante una eucaristía en la iglesia San Isidro Labrador, un grupo de aproximadamente 15 niños se consagraron como misioneros.

La comunidad ‘treintera’ acompañó al prelado de la iglesia católica durante su estadía en el pueblo, ofreciéndole atenciones y agradecieron su presencia, la cual fue recibida como una gran bendición para todos.

Los feligreses aprovecharon la visita del señor obispo para pedirle al Creador su protección y que aleje de Tomarrazón las enfermedades, la violencia, la inseguridad, y la desidia, y en su lugar siembre el amor, les regale oportunidades de trabajo, y bienestar a toda su gente.