Comparte esta noticia

En la actividad participaron 25 organizaciones, entre pequeños productores y asociaciones, quienes ofrecieron a los visitantes alimentos frescos y productos elaborados a mano. Los vendedores obtuvieron unas ventas que sobrepasan los $3 millones de pesos.

El primer Mercado Campesino realizado en Dibulla se convirtió en un canal alternativo de comercialización en el que productores agropecuarios de la zona rural de este municipio ofrecieron frutos de la tierra 100% orgánicos, artesanías y gastronomía propia de la región.

“Reiteramos el compromiso que tiene la Administración Municipal con el sector agropecuario que es uno de los pilares de desarrollo de Dibulla. Que el Mercado Campesino sea un espacio estratégico para que los productores se den a conocer y se impulse la reactivación económica del sector agro y de Dibulla”, expresó Marlon Amaya, Alcalde de este municipio.

El evento se llevó a cabo gracias al trabajo articulado del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, el SENA, la Alcaldía de Dibulla, la Gobernación de La Guajira, el Ejército Nacional, el Instituto Colombiano Agropecuario – ICA, la Agencia de Desarrollo Rural – ADR, Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias – UAEOS, la Agencia de Renovación del Territorio – ATR.

También fueron aliados Asohofrucol, Gecelca, Fondo Nacional de Fomento Hortifrutícula, Aguas de Dibulla, Colpensiones, la Universidad de La Guajira y la Corporación Universitaria Empresarial de Salamanca, España.

“La implementación periódica de mercados campesinos promueve la generación de ingresos a través de la venta directa de productos, además de propiciar la reactivación económica del sector campesino el cual también ha sido golpeado por la pandemia con un elevado costo de los insumos y el costo del transporte”, explicó Francisco Campo, Líder del Programa SENA Emprender Rural – SER del SENA.

Elkin Molina Padilla, Profesional líder de UMATA de la Alcaldía de Dibulla afirma que actualmente “120 productores del municipio se están formando con el SENA en cursos técnicos relacionados con temas agropecuarios como cría de ovino-caprinos y por otro lado, en energías fotovoltaicas”.

En la actividad participaron 25 organizaciones, entre pequeños productores y asociaciones, quienes obtuvieron unas ventas que sobrepasan los $3 millones de pesos.

“Estamos muy agradecidos con el SENA porque nos ha brindado conocimientos en piscicultura, a lo cual le hemos sacado mucho provecho porque instalamos criaderos de peces como la tilapia y la cachama para comercialización”, manifestó Pastora Cantillo Vergel, líder comunitaria de la vereda Largalavida.