Comparte esta noticia

Messi, celebra. Levanta su primera copa con Argentina. Neymar, llora. Argentina rompe su ayuno de títulos desde el 93. Un golazo de Di María, bastó para darle el título a los argentinos, que con un técnico de solo 42 años, rompió los paradigmas deportivos de su país.

En medio de la celebración de los argentinos, en Colombia también se celebra. Luis Díaz, el rey de los golazos, se tituló junto Lionel Messi, goleador del torneo con cuatro anotaciones cada uno. Díaz, sueña más, su valor subió por encima del oro.

El espectacular gol de Ángel Di María entregó la Copa América a Argentina en el Estadio Maracaná frente a Brasil, en la final de la Copa América, que por tercera vez, permite un !Maracanazo!.

Pese a la victoria argentina, la primera mitad del partido fue bastante pareja con dos equipos tratando de no arriesgar demasiado en zona defensiva. Sin embargo una genialidad de Rodrigo de Paúl en donde asistió a Ángel Di María entregó la apertura en el marcador a los 22′ en una magnífica definición que dejó sin opciones al portero Ederson quedando a mitad de camino luego de una magnífica vaselina con el que se fueron al descanso a su favor.

Para la segunda mitad Brasil salió en búsqueda del empate y a los 53′ asustó al elenco de Lionel Scaloni cuando Richarlison la mandó a guardar; pero la acción fue invalidada por un ligero fuera de lugar.

Al final, celebración gaucha. Primer título para Messi con su selección. El primero en su carrera para el técnico Scaloni. Se rompió el prolongado ayuno de 28 años. Argentina muestra una cara diferente con miras al mundial 2022.