Comparte esta noticia

Los nativos denuncian la presencia armada del ejercito y de civiles, que acompañan a técnicos de la empresa Elecnorte, encargada de la instalación del Circuito eléctrico que dejará interconectado a la subestación Cuestecita, con Riohacha y Maicao.

Camión penetrando a la zona indígena

En Alto Pino, un región indígena, ubicada en la margen derecha de la vía Riohacha – Maicao, hay tensión. La comunidad denuncia la presencia de uniformados del ejercito colombiano, civiles armados, quienes acompañan a personal técnico de la empresa Elecnorte, encargada de instalar las torres y redes del nuevo anillo eléctrico que viene desde la subestación Cuestecita.

Alfredito Deluque, líder de la zona, informó que camiones, al parecer del ejercito, y otros vehículos transportando particulares, han llegado a la zona, acompañado, de supuestos habitantes raizales, quienes respaldan el paso de las torres y redes, sin que hasta el momento se haya realizado una consulta previa.

«Queremos dialogar con la empresa Elecnorte, ellos quieren pasar por encima de todos nosotros, sin que medie una consulta, no han dialogado con la comunidad, son tres torres que instalaron prácticamente a la fuerza y ahora quieren hacer el tendido de las redes, sin hablar con nuestra gente» dice Alfredo Mengual, el líder de esa región.

Al parecer, un sector de la comunidad dialogó directamente con la empresa Elecnorte, sin tener en cuenta a los habitantes que están en el sector de Alto Pino.

Mengual, formuló un llamado a la Defensora del Pueblo Soraya Escobar, para que haga presencia en ese lugar, ya que temen que existan problemas debido a la presencia armada, tanto del ejercito, como de civiles.

Alto Pino, se encuentra cerca al peaje del mismo nombre, cerca al kilómetro 38 de la vía Riohacha – Maicao.