Comparte esta noticia
Hermoso manantial de El Pozo, en Hatonuevo

El agua de El Pozo no se puede acabar. Esa es la premisa del alcalde Luís Arturo Palmezano, quien ordenó el cerramiento total de todo el espejo de agua, a fin de controlar el ingreso permanente de bañistas y el uso irregular de sus instalaciones.

El Pozo, es el mayor sitio turístico de Hatonuevo. Es el icono del pueblo, pero también, en estos tiempos se ha convertido en la única fuente hídrica, con la cual se están abasteciendo casi 24 mil habitantes, que según el DANE tiene este municipio.

«Esta obra es fundamental, para preservar este afluente natural, vamos a cerrar toda el área, al igual que se va a desarrollar una jornada de reforestación con las especies nativas y endémicas, con esto, queremos pedirle a la comunidad su comprensión para que todos se conviertan en los vigilantes naturales de este estuario hídrico, faunístico y florístico, que tiene nuestro municipio» dijo el alcalde Luís Arturo Palmezano, durante la visita de inspección realizada a las obras que se ejecutan en el Resguardo El Pozo, donde se encuentra, uno de los manantiales naturales más hermosos de La Guajira.

La obra se estará entregando a finales de agosto, y de forma simultánea se ejecutará el plan de reforestación en todo el cauce del manantial.