Comparte esta noticia

Hacia las 11:00 de la noche de este lunes 3 de enero, dejó de existir el abogado riohachero Amílcar Gómez Deluque, un reconocido abogado, miembro de una familia prestante, hijo de Néstor Gómez Barliza, propietario del taller de mecánica, Repárelo Bien, y Lilia Deluque. Entre sus hermanos se encuentran: Néstor Donaldo, Rubén, Rodolfo, (Q.E.P.D.), Franklin (Q.E.P.D), y Lina Oneda Gómez Deluque.

Amílcar Gómez cumplió 84 años el pasado 25 de diciembre.

Amílcar Gómez contrajo matrimonio con la dama riohachera Josefa Henríquez, conformando un hogar estable, con buen ejemplo para sus hijos y para la sociedad. De esta unión nacieron cuatro hijos: Amilcar ‘El Negro’; Annabel, Terámenes ‘Ucho’ y Marlon Iván, quien fue candidato al concejo de Riohacha en las pasadas elecciones, quienes se encuentran inconsolables ante tan lamentable pérdida.

En su ejercicio profesional, Gómez Deluque desempeñó importantes cargos como: Magistrado del Consejo Superior y del Tribunal Contencioso de La Guajira, secretario de Educación Departamental, y director de la Seccional de Fiscalías.

La vida política de Amilcar Gómez quedó marcada por sus aspiraciones a la alcaldía de Riohacha en dos oportunidades con el aval del Partido Liberal, alcanzando una importante votación.

El abogado riohachero había cumplido 84 años el pasado 25 de diciembre, fecha en la que sus hijos y nietos lo acompañaron, haciendo de esta fecha un día grato para él.

Amílcar Gómez Deluque consolidó un nombre y una imagen como profesional y conformó un hogar estable, haciendo de sus hijos personas de bien y profesionales de servicio a la sociedad.

Amílcar Gómez venía padeciendo algunos quebrantos de salud leves, debido a su edad. A pesar de los cuidados y medidas de bioseguridad, hace nueve meses aproximadamente, se contagió de Covid 19, siendo trasladado por sus hijos a una clínica de Barranquilla, buscando una óptima y oportuna atención médica, allí se recuperó de dicho virus y los galenos le dieron de alta.

Su esposa e hijos decidieron dejarlo residenciado en la capital del Atlántico mientras terminaba su recuperación total de la enfermedad, sin embargo las secuelas del Covid 19 hicieron que su cuerpo se debilitara y se afectaran algunos órganos vitales, lo que poco a poco fue desmejorando su salud cada día.

La velación de este prestigioso abogado, apreciado por la sociedad riohachera, se lleva a cabo en la funeraria Nesa Gaviria en la carrera 12 con calle 11 de Riohacha, hasta donde fue trasladado, el sepelio será este miércoles a las 10:00 a.m. en el cementerio Central de esta ciudad.

Este fallecimiento ha sido lamentado en todos los estamentos de la sociedad riohachera y otros municipios de La Guajira.