Comparte esta noticia

«En Valledupar todos sabían que Monsalvo tenía que cumplir con los invasores los compromisos de la campaña”.

Fiscalía General de la Nación

Luis Alberto Monsalvo, gobernador del Cesar. 

FOTO/CORTESÍA.
Foto Cortesia

La ‘Tierra Prometida’, ‘Emmauel’ y ‘Guasimales’ finalmente llevaron al descalabro al gobernador del departamento del Cesar, Luís Alberto Monsalvo Gnecco, a quien la Corte Suprema de Justicia, declaró culpable por actos de corrupción en las elecciones de 2011 al comprometer recursos del ente territorial, con invasores de Valledupar.

Monsalvo fue declarado culpable por el delito de corrupción al sufragante en una audiencia de sentido de fallo virtual.

Tras la audiencia el alto tribunal consideró que la Fiscalía Tercera delegada ante la Corte logró demostrar que el mandatario desarrolló actividades proselitistas en las invasiones de la ciudad para elegirse como gobernador entre el periodo 2012- 2015.

Para demostrar su teoría del caso, la Fiscalía presentó unos 13 elementos materiales probatorios entre los que se encuentran evidencias físicas y los testimonios de Mauricio Pimienta, Martha Figueroa y Orlando Granados, el exalcalde Freddy Socarrás, entre otros.

Según el Diario El Pilón de Valledupar, este último testimonio según la Fiscalía demostró “que todos en la ciudad sabían que Monsalvo tenía que cumplir con los invasores los compromisos de la campaña”.

Según la investigación, el gobernador firmó unos pactos con los invasores para ganar votos y salir victorioso en la campaña política de 2011.

En total fueron tres los documentos que realizó cuando era candidato: uno con los invasores de Tierra Prometida, uno con la invasión Emmanuel y finalmente otro con la población de Guasimales