Comparte esta noticia

La corriente del rio Ranchería que aumento el caudal, arrastró a dos menores de edad quienes disfrutaban de un baño en la desembocadura de este afluente.

Pese a que se colocó una bandera roja indicando que esta es una zona prohibida para los bañistas, los niños de 9 y 10 años, de origen venezolano se atrevieron a desafiar la aguas del Ranchería, poniendo su vida en riesgo.

Ambos niños, que se encontraban solos entre el mar y el río, fueron trasladados al hospital Nuestra Señora de los Remedios por voluntarios de la Fundación Guajira Aventura, ya que alcanzaron a ingerir agua durante el incidente.

En la acción de rescate intervinieron los salvavidas y miembros de la Policía Nacional, mientras al lugar se acercaron decenas de curiosos.