Comparte esta noticia

En contraste con la alerta roja que se declaró en La Guajira, en el Cesar, el gobernador Luis Alberto Monsalvo ha dicho que este territorio se encuentra preparado “para enfrentar el pico de la pandemia”. Hay que recordar que muchos de los pacientes por Covid y otras enfermedades en La Guajira, son trasladados a centros asistenciales en el departamento vecino, que hasta ahora reporta 2.116 casos positivos para el virus, con un reporte de más del 50% de pacientes recuperados, de estos 1.361 contagios han sido detectados en la capital, Valledupar.

Monsalvo entregó un parte de tranquilidad a los cesarenses, en cuanto a que el Gobierno Departamental se ha preparado y sigue fortaleciendo sus acciones para enfrentar al COVID-19, en especial para esta etapa, cuando está más cerca el pico de contagios de la pandemia, que está previsto para el mes de agosto.

De acuerdo con la información entregada por el mandatario, durante una mesa de seguimiento realizada en la Sala de Análisis del Riesgo en Salud, en la  se revisaron todos los indicadores de Covid 19 en el departamento, las cuales siguen siendo esperanzadores, aún en medio de las dificultades: “el Cesar sigue por debajo de la media nacional en incidencia del COVID-19, con 171,4 contagiados por cada 100 mil habitantes; además, el índice de letalidad del departamento es de 1.8, el más bajo de la región Caribe y muy por debajo de los Santanderes” indicó Monsalvo. 

Durante la mesa de trabajo se revisaron también temas como la capacidad diagnóstica, la capacidad instalada de Unidades de Cuidado Intensivo, las necesidades en recurso humano en salud y de elementos de protección personal para todo el personal sanitario de la red pública hospitalaria. 

“Revisamos la situación actual del Laboratorio de Salud Pública, en donde estamos adquiriendo nuevos equipos: un termociclador, un robot para extracción automatizada de RNA, y un ultra congelador, para doblar la capacidad de las muestras que se pueden procesar allí. Hoy debemos reconocer que hay tres laboratorios del sector privado que se unieron a esta causa, y nos están ayudando muchísimo a lograr la meta que dispuso el Ministerio de Salud de procesar 600 muestras diarias.  Al mismo tiempo, tenemos pronosticado crecer de 155 camas UCI a 226, y con ese planteamiento tenemos resuelto ese aspecto, ya que tendríamos suficiente infraestructura en nuestras clínicas y hospitales para poder atender a esos pacientes que requieran cuidado crítico, que esa es una de las garantías más importantes que tenemos de todo este trabajo que venimos adelantando; prácticamente tenemos todo el equipamento dispuesto, porque en este proceso hemos determinado la compra de más 70 ventiladores y todos los equipos necesarios para poder dotar las nuevas UCI”, aseguró, el Gobernador Luis Alberto Monsalvo.

En particular, sobre la expansión de las camas UCI, el Mandatario dijo que al Hospital Rosario Pumarejo de López está por llegar a 48 camas, y que pronto se pondrán en funcionamiento 13 en el Hospital San Andrés, de Chiriguaná, y 10 más en el Hospital Regional de Aguachica, para un total de 226 camas UCI: “El alistamiento que hicimos para atender la pandemia ha impedido que lleguemos a alerta roja en la disponibilidad de UCI, cuya ocupación hoy es de 45,9%”, explicó.

Monsalvo Gnecco dijo también, que además de continuar todas las acciones de vigilancia en salud pública y de extensión de la capacidad instalada, el Departamento enfocará sus esfuerzos en cubrir un reto adicional: el del talento humano.

El Mandatario dijo que esta mesa de seguimiento se realizó con el fin de revisar los indicadores, y con base en ellos, planificar lo que se avecina, ya que está previsto que a finales de agosto el departamento tenga el pico más alto de contagios: “por eso es que le hacemos un llamado a la ciudadanía para que en este mes que viene, tomemos todas las medidas de protección y de control que nos van a ayudar muchísimo a contener la pandemia”, puntualizó.