Comparte esta noticia

¡Justicia!, clamaban familiares, amigos y un grupo de activistas defensores de los derechos de la mujer en un plantón que realizaron frente a las instalaciones del Comando de Policía Guajira en la calle 15 de Riohacha, donde se encuentra recluido Erick Fabián Jiménez Florián, el policía activo que fue capturado como presunto autor material del asesinato de la trabajadora social perteneciente a la etnia wayuú, Luz Dari Cotes, quien fue encontrada sin vida en la habitación de un motel de esta ciudad.

Los manifestantes, hacen parte de un grupo de personas que reclaman justicia por el asesinato de la joven oriunda de la comunidad de Itaka, zona indígena del municipio de Albania, cuando por esos días, en menos de 72 horas, tres mujeres fueron asesinadas en diferentes partes de La Guajira.

Jiménez Florián es policía activo adscrito al comando de Urumita, al sur de La Guajira, de donde llegó el fin de semana a Riohacha, al parecer huyendo de sus propios compañeros de dicha institución, porque ya tenía indicios que una comisión de la Sjín estaría encargada del operativo, pero en la capital del Departamento, los uniformados se encargaron de coordinar la captura con miembros del CTI.

Al parecer, Jiménez Florián llevaba consigo aún el teléfono cellar de su víctima, el cual estaba desaparecido desde el día del homicidio el pasado 29 de abril, asesinato que causó el repudio d la sociedad riohachera y de La Guajira en General.

Cuando fue asesinada, la mujer sostuvo relaciones sexuales al parecer con quien le quitó la vida, luego fue asesinada y supuestamente su victimario la vistió, dejando su cuerpo abandonado en el lugar.

El día de su muerte, Luz Dari se encontraba desaparecida desde las 9:00 de la mañana y hacia las 8:00 de la noche el hallazgo del cuerpo sin vida, fue reportado a la Policía.

Luz Dari Cotes Ballestas estudió trabajo social en la Universidad de La Guajira, convivía con  Deibis Peñalver Barros y dejó una niña de ocho años aproximadamente.

Jiménez Florián, se encuentra a la espera de la audiencia de legalización de captura, mientras que los habitantes de Riohacha siguen muy de cerca este caso ocurrido hace un mes.

Hasta el momento, el Comando de Policía Guajira, no se ha pronunciado oficialmente sobre el tema.