Comparte esta noticia

Colombia ganó, y punto. No hay que tirar varillas. Dos selecciones, sin los grandes titulares, que se enfrentaron para observar y medir a nuevas figuras. El equipo de Reinaldo Rueda, pudo ganar con un marcador abultado, pero se dedicaron mas al toque toque, lucimiento personal y hasta ahí.

Tampoco hay que lanzar varillas por la actuación de Yaser Asprilla. Buen prospecto a sus 18 años, pero hay que llevarlo con cuidado para que los medios del interior no lo eclipsen, como ya ha ocurrido con otros talentos nacionales.

Honduras una selección muy floja, no se convirtió en el mejor termómetro para medir a Colombia. Juan Fernando Quintero, quien salió, quizás por algún golpe, marcó el primer gol y llevó las riendas del equipo, ademas no se vio tan ‘gordo’ como en jornadas anteriores. También marcó Andrés Colorado, mientras que el cuadro centroamericano se hizo presente con un gol de penal disparado por Herevin Arriaga, quien lo hizo con fortaleza a la esquina del palo, imposible para Chunga o cualquier arquero lo pudiera alcanzar.

Ahora viene lo duro, enfrentar a Perú, quien tiene opción de clasificar. En Barranquilla se debe ganar o ganar. No hay espacio para un empate y menos una derrota, que significaría prácticamente la salida de los clasificados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.