Comparte esta noticia

Los habitantes del conjunto residencial Villa del Nordeste y parte de los Nogales, amanecieron ‘prisioneros’ en su propias casas. Las lluvias socavaron los andenes y colapsaron un pozo que se construye en el marco del proyecto Colector de Aguas Pluviales de la 27. Aunque lo deseen, no pueden salir. Los andenes se cayeron.

En el caso del conjunto residencial, los vehículos no pueden circular, sus propietarios temen caer a las zanjas abiertas por la empresa Inversiones Socarras, que desde diciembre pasado, tiene a su cargo las obras del Colector de la 27 y Cooperativo, pero que ahora con la llegada de los dos primeros aguaceros, se hace imposible poder fundir las placas de concreto.

En la 27 con 14A, donde se presenta el mayor problema, la situación es compleja, pese a que según el Secretario de Infraestructura del Distrito de Riohacha, Keider Freyle, se viene aplicando un plan de choques, previendo precisamente la llegada de la temporada invernal.

«El plan consistía en construir barreras con sacos, mientras se termina de fundir el colector, pero nada ha sido posible en la 27 con 14A, mientras que en el Cooperativo se ha logrado un mayor avance» explicó el funcionario.

Por el momento, parece no haber una solución inmediata. «Calma, mucha calma a la comunidad» solicitó la alcaldía Distrital de Riohacha, mientras la gente, especialmente los niños y adultos mayores deben hacer todo tipo de peripecias para poder salir e ingresar a sus viviendas. Los carros en los conjuntos residenciales, continuarán atrapados.

1 comentario

  1. Gracias por tener presente la comunidad

Comments are closed.