Comparte esta noticia

La campaña educativa del Tránsito del Atlántico culminó en Santo Tomás su segunda gira por el departamento.

Con un grupo de aproximadamente 100 motociclistas, Tránsito del Atlántico culminó en Santo Tomás el segundo ciclo de su campaña educativa ‘Motobacanes’, con la cual recorrieron el departamento llevando una experiencia formativa a estos actores viales.

La directora del Tránsito del Atlántico, Susana Cadavid, quien acompañó la ejecución de esta campaña hasta su culminación, aseguró que se trata de una de las estrategias de la institución para reducir los índices de accidentalidad de motociclistas en el departamento.

“Con ‘Motobacanes’ hemos impactado a 17 municipios y a más de 1.200 motociclistas de todo el departamento, con el propósito de brindarles instrucciones sobre cómo debe ser su comportamiento cuando se desempeñan como actores viales en las carreteras del Atlántico. Con esto buscamos reducir los índices de accidentalidad en este importante actor vial”, expresó la funcionaria.

Añadió que las experiencias formativas de esta campaña incluyen la enseñanza de la correcta utilización del casco y de la revisión técnico mecánica que deben tener en cuenta al momento de utilizar su motocicleta.

Javier Visbal, subdirector Operativo del Tránsito del Atlántico, aseguró que esta y otras campañas educativas se seguirán replicando por todo el departamento con el fin de promover entre los actores buenas prácticas para salvar vidas en las vías.

“Invitamos a todos los ciudadanos a estar atentos y participar en las campañas para que sigamos garantizando un Atlántico con vías seguras para la gente. Con ‘Motobacanes’, por ejemplo, reforzamos la técnica de conducir motocicleta en el Atlántico, a través de pequeños cursos en los que les explicamos a los motociclistas como hacerse visibles en la vía, cómo identificar los puntos ciegos y a tener maniobras en situaciones particulares, conocimientos que pueden salvarles la vida”, resaltó Visbal.

Durante la jornada de cierre en Santo Tomás, el conductor de motocicleta Miguel Garrido manifestó su gratitud por haber podido hacer parte de las charlas didácticas y convertirse en un ‘motobacán’ que avanza seguro por el Atlántico.

Por su parte, el también motociclista y beneficiario tomasino Hanner Carrillo dijo que “gracias a la Gobernación y al Tránsito del Atlántico por estas charlas que nos han brindado. Esto es algo grande para nosotros porque aprendemos lo que realmente necesitamos saber cuando vamos a manejar moto, que no es solo encenderla y andar”.