Comparte esta noticia
Gran reconocimiento de Acord
Chelo De Castro

Murió el más longevo de los periodistas deportivos del mundo deportivo: José víctor Castro Carroll, a quien todos leímos y escuchamos, como ‘Chelo de Castro’. Era un poeta con su pluma. Un dardo critico que penetraba en todos los sectores sociales. Fue el arma punzante que todos los días se escuchaba en su programa Desfile Deportivo, en la Voz de la Patria y otras emisoras de Barranquilla.

‘Chelo’ era el reloj que usaban las madres de familia para enviar a sus hijos al colegio. Cuando se iniciaba el colegio, las madres corrían para que los muchachos se marcharan, porque eran las 7:30 de la mañana. Su estilo, sus notas, su responsabilidad en decir las cosas, lo hicieron único en su género. Para esa época, los dorados años 60, su competencia era ‘La Gardere y los Deportes’. Ya a finales de los 70 y comienzos de los 80, su adversario fue Fabio Poveda Márquez. Competidor por aquello del horario, debido a que sus estilos eran muy diferentes.

En marzo de 2021, la Asociación Internacional de Periodismo Deportivo -AIPS en conjunto con la Agremiación Colombiana de Periodistas Deportivos -ACORD- se rindieron a los pies de José Víctor De Castro Carroll, Chelo De Castro.

Su legendaria trayectoria del que ya era un icono del periodismo de Barranquilla y del Caribe, para transformarlo en un referente en el planeta. Fue ‘Chelo’ quien inició una campaña, para que el estadio Metropolitano llevara el nombre de Roberto Meléndez, el gran futbolista barranquillero.

Aquel día, se le entregó el galardón ‘Una Vida en el Deporte’, uno de los premios más grandes que se le puede dar a un periodista.  

‘Chelo’ fue un hombre diferente. Caminaba todos los días para llevar sus crónicas y columnas deportivas a El Heraldo. Dejó de aparecer en público cuando llegó la pandemia..

El periodista ‘Chelo’ de Castro tenía 102 años, 75 de ellos, dedicado al periodismo deportivo. Desde 1945 escribía a diario una columna deportiva en diferentes periódicos de Barranquilla. Comenzó su carrera como columnista deportivo en 1945 en el semanario La Unidad, dirigido por Armando Zabaraín.

En 1950 ingresó al diario La Prensa de Carlos Martínez Aparicio, donde estuvo durante diez años. En 1960 pasa al vespertino El Nacional de Julián Devis Echandía, donde laboró por ocho años. En 1968 laboró en Diario del Caribe, donde estuvo durante ocho años.

Desde 1976 se desempeña como columnista de El Heraldo. Desempeñó otras actividades como dirigente del boxeo internacional, escribiente de la alcaldía de Barranquilla y Jefe de Espectáculos Públicos del municipio de Barranquilla durante 28 años. Además, fue secretario privado de varios alcaldes de la capital del Atlántico.

!Paz en la tumba del gran Chelo de Castro!