Un 0x0 totalmente amistoso

COLOMBIA-VENEZUELA: EL FÚTBOL LOS UNE, LA POLÍTICA LOS SEPARA

 

Contrario al querer de los presidentes Nicolás Maduro e Iván Duque, las selecciones de fútbol de Venezuela y Colombia, ofrecieron un extraordinario ejemplo de paz, cordialidad, hermandad, durante un partido disputado en el estadio de Tampa, Florida, en donde los 22 jugadores, conciliaron un empate a 0x0.

Pero no solo fue el buen gesto de los futbolistas en el terreno de juego, también el publico, venezolanos y colombianos, con sus camisetas puestas, gozaron, disfrutaron de un intercambio deportivo, que marca lo que debe ser el futuro de las dos naciones.

Mientras el partido se disputaba en los Estados Unidos, las tensiones bélicas entre los dos países van en aumento, sin importar que el pueblo no quiere guerra, simplemente la gente quiere vivir en paz, tal como se vivió éste martes, durante el cotejo amistoso entre la ‘vino tinto’ y la tricolor colombiana.

El fútbol alejó las bajas pasiones que generan los presidentes Maduro y Duque, quienes buscan generar conflictos, para ocultar la crisis que viven los dos países, Venezuela con un socialismo mal interpretado y Colombia, con un democracia en donde cada día muere mucha gente a manos de grupos armados.

 

Buen partido

El primer tiempo fue para Colombia, que mostró un equipo renovado, a excepción de Juan Guillermo Cuadrado, quien lideró todo el ataque.

La parte final del partido fue para Venezuela, que con un equipo mixto, asustó en varias oportunidades al guajiro Montero.

Yairo Moreno, una nueva propuesta colombiana, quien actúa en México, y podría ser una excelente alternativa para variar a Uribe. Bien los laterales, buen quite y salidas inteligentes.

Se pudo ganar con lo que se hizo en los primeros 60 minutos. Después se pudo perder, cuando desapareció la creatividad, con el ingreso de Zapata, Muriel y Martínez. De ellos se esperaba más, pero no, se quedaron atrapado en la defensa ‘carioca’, hecho que se agudizó cuando Yairo Moreno, abandonó el terreno, para dar pasó a Uribe. De allí en adelante, Colombia se eclipsó, pudo perder, pero afortunadamente Álvaro Montero, mostró seguridad, tranquilidad y mucha calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: