MARAVILLOSO SALTO DE UN WAYUU, PARALIZÓ A LOS ARGENTINOS

Spread the love

 

En Awalayu’u Kiteschool, una pequeña escuela construida a pulso por un grupo de jóvenes en el Cabo de la Vela,  la tensión que se vivía el fin de semana, se transformó en una inmensa alegría, casi parecida a un carnaval popular. Había una razón para celebrar: ‘Beto’ Gómez, un joven indígena wayuu, había dado un salto mortal, que deslumbró a los argentinos, que se apostaron en el Dique Cuesta del Viento, un embalse situado al norte de la Provincia de San Juan, en donde anualmente se reúnen los mejores practicantes del kitsurf del continente.

 

El salto de Adalberto ‘Beto’ Gómez, fue sin duda alguna, el ganador, por encima de los mejores del continente. !Asombroso! Pocos sabían de la existencia de este joven, que nació al extremo norte de Colombia, una región abandonada, en donde el principal paisaje es el hambre y la desnutrición, en donde paradójicamente este deporte encontró a unos cultores, como los hermanos Gómez, que no tenía para comprar los zapatos y demás implementos para su practica.

El triunfo de ‘Beto’ es gratificante, no solo para el Cabo de la Vela. Colombia se nutre de este triunfo en un deporte, que lo practican personas, que de una u otra forma tienen como adquirir los implementos y para poder desplazarse a las regiones, como La Guajira,  en donde existen aguas con oleaje y vientos casi perfectos para realizar las famosas competencias de kiteboarding.

La X Edición del torneo Kitefest, considerada la más grande y popular de America, la ganó un desconocido, que llegó sin afanes y desprovistos de aureolas. Sin ayuda estatal, solo la de sus amigos, que le confiaron una sola misión: hacer las cosas bien.

«Beto’ conoció éste deporte, cuando apenas tenía 11 años. Allí, a orillas de las hermosas playas del Cabo de la Vela, llegaron algunas personas, con unos aparatos ‘raros’. Solo eso. Pero ‘Beto’ que solo conocía las lanchas y los remos de los botes de pesca de sus familiares, se interesó cuando vio a los ‘cachacos’ saltando en el mar. Desde ese momento fue adoptado. Comenzó a aprender. Le vieron sus habilidades, hasta cuando llegaron los triunfos.

Ahora ‘Beto’ junto a su equipo, deberá prepararse para viajar a Holanda, en donde se cumplirá el campeonato mundial, y él, un joven wayuu, irá en representación de Colombia, en donde ya se tiene historia con Valentin Rodríguez, quien fue campeón mundial de kitsurt freestyle.

Los Gómez son 10 hermanos. Este deporte marino, los sacó del anonimato. Ahora con mucho esfuerzo, han montado su propia escuela, en donde ellos, los Gómez, son instructores de decenas de menores indígenas, que hacen fila, para convertirse en un ganador, como ‘Beto’.

 

 

 

 

 

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

1 comentario

  1. Increíble triunfo, y cómo todos en este país, sin tanto aspaviento y literalmente sin recursos, eso es lo que formaba un campeón de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *