DESTITUYEN E INHABILITAN A EXPRESIDENTES DEL CONCEJO DE URUMITA, NO PAGABAN SEGURIDAD SOCIAL NI PENSIONES A TRABAJADORES

Spread the love

 

 

Rubiela Benjumea Liñan

El 26 de enero de 2018, en medio del desespero económico, la falta de atención en salud y la perdida del tiempo para poder cotizar las semanas necesarias para su pensión, Cecilia Escobar Escobar, una sencilla trabajadora de servicios generales del Concejo de Urumita, en el sur de La Guajira, tomó una drástica decisión: denunciar a sus jefes. Los expresidentes y directivos del cabildo, no le prestaron atención. Consideraron que era inocua. «Contra nosotros nada pasa» dijo un concejal, durante una parranda de cantina.

Dos años después, los mismos exconcejales y concejales,  que miraron de soslayo la decisión de Cecilia Escobar, acaban de ser sancionados por la Procuraduría General de la Nación, regional de La Guajira, que encontró una clara vulneración de los derechos de la empleada de servicios generales, a quien durante 23 años no le pagaron su seguridad social, al igual que su cotización de pensión, pese a que le hacían los descuentos mensuales.

El peculado cometido durante todo ese tiempo, obligó al Procurador Regional, William Millan Monsalve, a destituir e inhabilitar por 10 años a Rubiela Benjumea Liñan, Silvio Jaramillo Quiceno,  Roberto Ramos Ramos, Jaime Luis ‘Chiche’ Molina Rojas y el actual concejal, Michel Roxines Murgas Barrera.

«A la señora Escobar, le descontaban el pago a la EPS Coomeva y lo concerniente a las pensiones contratada por Colpensiones, pero nunca lo pagaban ante esas entidades, engañando a la trabajadora, quien se mantuvo sin seguridad social y además perdió el tiempo que debía cotizar para su pensión»  dijo su representante legal.

El fallo de primera instancia, fue proferido éste jueves 13 de febrero y se espera, por parte del abogado de la señora Cecilia Escobar, que sea ratificado por el ministerio público en Bogotá, a fin de resarcir los derechos de esta mujer que viene vinculada al concejo desde el 6 de octubre de 1.994. Hoy a sus 69 años de edad, cuando creía tener las cotizaciones suficientes para recibir una pensión, le aparecen solo 30 semanas, y no se encuentra afiliada a una EPS para su seguridad social, debido a que los concejales, le descontaban y no pagaban.

«Todo mundo sabía que los descuentos se hacían pero no pagaban» dijeron sus familiares durante una de las audiencias cumplida en la sede del ministerio público en la ciudad de Riohacha.

En sus alegatos los expresidentes del concejo de Urumita, argumentaron que pese a los descuentos que se hacían, no se podían cancelar porque no había presupuesto, ya que había un deficit de 20 millones de pesos anuales, porque se aprobaban unos recursos y la alcaldía lo giraba la mitad.

El caso de Rubiela Benjumea Liñan, es llamativo porque ella, se abstuvo durante un tiempo de recibir la presidencia debido a el desorden contable que existía, aparecían deudas, compromisos de toda índole, y ella pedía claridad en el tema.

«Me acerque a las oficinas de Coomeva y Colsubsidios, pero nunca aceptaron el pago fraccionado, querían cancelación total y nunca había dinero para eso» dijo  Rubiela Benjumea Liñan, ante los requerimientos de la Procuraduría Regional de La Guajira.

 

 

 

 

 

 

.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *