MORELCO PASARÁ REDES ELECTRICA POR COLEGIO WAYUU Y VILLA COMFAMILIAR

Spread the love

 

La tranquilidad de los casi mil habitantes de la Urbanización Villa Comfamiliar y los estudiantes indígenas de la Fundación Jayuir de Riohacha, está en peligro. Ayer, sus residentes se enteraron que las redes que transportaran 110 kilovatios de energía eléctrica pasaran por encima de las aulas del plantel educativo y las viviendas, mientras que un gigantesco poste de hierro galvanizado, se convertirá en un paisaje aterrorizador, para quienes tienen como único patrimonio su casa en esa zona residencial.

Lo grave es que la obra, jamas fue socializada, ni con la comunidad, ni mucho menos con los estudiantes y directivos  de la Fundación, en donde se concentran niños indígenas de diferentes comunidades.

La obra corresponden al anillo eléctrico entre Cuestecita – Maicao – Riohacha – Cuestecitas,  con dos circuitos, cuyas redes pretenden atravesarla entre la urbanización y el claustro educativo.

El proyecto tiene un costo de US$ 149 millones, y lo ejecuta el grupo peruano Graña y Montero – GyM -, empresa que desconocen los derechos de la comunidad, nunca consultaron, engañando a todo un conglomerado que será afectado por el peligro de las redes, y los mismos efectos que ocasionan las ionizaciones  eléctricas. La ionización es el fenómeno químico o físico mediante el cual se producen iones, estos son átomos o moléculas cargadas eléctricamente debido al exceso o falta de electrones respecto a un átomo o molécula neutra. Los científicos consideran que este efecto produce daños colaterales a mediano y largo en la salud de los humanos.

Espacios comunitarios

Por encima de esta calle pasaían las redes.

Todos los espacios públicos cercanos a la urbanización están siendo tomados para colocar los postes metálicos y también pretenden pasar el tendido de redes por el interior de la urbanización y los predios de la escuela de la Fundación Jayuir.

La empresa Morelco, de quien poco se conoce,  conformó con varias empresas de ingeniería e infraestructura el Consorcio Electrinorte, con el que se presentó a la licitación con una oferta económica de $403.000 millones.

La obra denominada Anillo de La Guajira incluye la construcción de 2 líneas eléctricas para conectar la subestación Riohacha con las subestaciones Cuestecitas y Maicao, a 110 kilowatios para mejorar la calidad en el servicio de energía eléctrica con beneficio a 11.000 usuarios.

Este proyecto de licitación de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) busca el diseño, la adquisición de los suministros, la construcción, operación y mantenimiento y mantenimiento del refuerzo eléctrico en la Guajira.

La ejecución de la obra, tiene dos etapas, la primera de 20 meses, fue el trazado y desarrollo estratégico de las áreas del proyecto, en donde debieron consultar a las comunidades afectadas, como es el caso de la Fundación Jayuir y la Urbanización Villa Comfamiliar. La otra etapa, se ejecutará en 19 meses, que implica la construcción e instalación de las torres, en donde se han presentado serios problemas con las comunidades indígenas, debido a que Morelco, apoyada por el Estado colombiano y el Distrito de Riohacha, han querido pasar por encima de las comunidades, sin tener en cuenta sus conceptos y los problemas de orden ambiental que genera el proyecto.

Quienes son

El consorcio que ejecuta el proyecto está integrado por las empresas Morelco S.A.S., Consultores Unidos S.A., DV Ingeniería y Enterpris Management Services S.A.S.

El grupo peruano GyM tiene  presencia en la costa Caribe ya que otra de sus filiales en Colombia, la empresa de servicios CAM, ganó un contrato por US$ 63 millones para la contratación integral de electricidad para Electricaribe, del grupo Gas Natural Fenosa.

El contrato

Este contrato tiene una duración de cinco años, con la opción de ampliarse por dos años más. Así mismo, al grupo GyM se le entregó la construcción de colegios en 14 ciudades de 4 departamentos del sur occidente de Colombia por US$ 135.000 millones.

GyM es operador minero

A través de su subsidiaria Stracon GyM, desarrolla la operación por ocho años de la mina de oro San Ramón, ubicada en Antioquia y que pertenece a la multinacional canadiense Red Eagle Mining. El contrato de servicios fue por US$ 155 millones. Además, como parte del acuerdo, Stracon GyM adquirió acciones de la minera Red Eagle por US$ 3.5 millones. Pero, luego de la firma del contrato haría una nueva adquisición que le otorgaría una participación minoritaria del 19,94 por ciento.

Licencias

Extrañamente el Distrito de Riohacha, entregó las respectivas licencias de construcción, sin importar el daño que causaría a las comunidades del área urbana y rural. Según las comunidades indígenas, a ellos nunca se les consultó, solo se enteraron cuando llegaron las grúas y equipo pesado a instalar las torres metálicas. En el área urbana, también se han presentado problemas. Falta la Urbanización Villa Comfamiliar, en donde sus habitantes no se habían percatado de la gravedad del proyecto.

Una de las torres, está ubicada a pocos centimetros de la segunda garita de acceso al barrio, y ocupa parte del espacio público, lo que significa que los peatones se quedaran sin andén  y zona verde en ese lugar.

Las licencias ambientales fueron otorgadas por Corpoguajira. Paradójicamente, quien es el encargado de estas licencias, es un funcionario que vive en el barrio y cuya vivienda es la más cercana a las torres en construcción.

«Queremos que se investigue como fue el proceso de licenciamientos y además, exigimos que se cambie el sentido de las redes, porque no deben pasar por el interior de la urbanización» dijo Luís Felipe Rodriguez, cuya vivienda se encuentra dentro de la línea de afección del proyecto.

La empresa Morelco, como es su costumbre, no dice nada. Se espera un pronunciamiento de la alcaldía y de Corpoguajira. Los líderes del barrio están dispuestos a iniciar jornadas de protestas para lograr que se cambie el trazado de las redes eléctricas.

Un comentario en “MORELCO PASARÁ REDES ELECTRICA POR COLEGIO WAYUU Y VILLA COMFAMILIAR

  • el 16 octubre 2019 a las 18:41
    Permalink

    Corrección de Información. Es preciso aclarar que el funcionario de Corpoguajira que hace referencia este importante medio, que precisamente es uno de los más afectados por la instalación a escasos metros de su vivienda de este esperpento a la estetica con gran afectación paisajistica, economica y socioambiental, con un alto riesgo potencial al deterioro a la salud fisica y mental por las radiaciones que esta pueda generar y a la incertidumbre que causa al temor de si esta obra pueda caer sobre un inmueble, ya sea por acción natural o antropica, NO ES EL ENCARGADO DE LAS LICENCIAS AMBIENTALES en la Autoridad Ambiental, ni conoció oportunamente de este proceso.

    De hecho, en forma similar a cualquier habitante del barrio Villa Comfamiliar al no haberse socializado debidamente el proyecto con las comunidades por parte de los ejecutores, recien se está enterando de la magnitud de la obra y de lo que se pretende ejecutar, donde las lineas electricas pasaran muy cerca de nuestras viviendas y casi por encima de las aulas donde los niños indigenas estudiantes de la Fundación Jayuir de Riohacha permanecen gran parte del tiempo recibiendo sus clases.

    Por lo que de forma similar a cualquier habitante del barrio Villa Comfamiliar rechaza enfaticamente el desarollo sobre nuestras casas de esta obra que ademas de los impactos mencionados, ya causó un detrimento a nuestro patrimonio por la desvalorización de nuetsros bienes, por lo que secundo y me uno a la exigencia de que se cambie el sentido de las redes, de forma que se minimice los impactos ambientales, sociales, economicos y a la salud sobre la población que se verá afectada por el trazado electrico inconsulto que se pretende imponer por parte de los ejecutores, donde «primero se construye la obra y luego se socializa».

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *